Salud Sexual Masculina

Alén de que este es un espacio dedicado eminentemente a la sexualidad masculina, nos semeja esencial emprender otros temas de salud de los hombres y  -como resulta lógico- su relación con la función y disfunción sexual.

 

En productos precedentes intentamos el tema de la patología cardiovascular y su relación con la disfunción eréctil, y creemos que es esencial proseguir presentando las actualizaciones científicas sobre esto. La asociación entre la disfunción eréctil y la patología cardiovascular fué conocida a lo largo de un buen tiempo, y los estudios proponen que la disfunción eréctil es un marcador sin dependencia del peligro de patología cardiovascular. Mucho más relevantemente, la disfunción eréctil es un marcador para la patología coronaria obstructiva y no obstructiva y puede descubrir su presencia en hombres asintomáticos.

 

Vamos a referirnos entonces a un producto anunciado en Sexual Medicine Reviews del año 2018, que se titula Disfunción eréctil y patología cardiovascular subclínica. Su propósito consistió en debatir el papel de la disfunción eréctil como un marcador temprano de patología cardiovascular subclínica, detallar un enfoque para cuantificar esa carga y ofrecer un algoritmo para la evaluación y administración del peligro cardiovascular en hombres de 40 a 60 años de edad con disfunción eréctil  vascular, que son exactamente esos que tienen el mayor peligro de un acontecimiento cardiovascular.


Se efectuó una revisión intensa de la literatura original y los documentos de consenso de especialistas, que se incorporaron a las sugerencias clínicas para el manejo de la disfunción eréctil en el contexto del peligro cardiovascular.

Las conclusiones mucho más resaltadas del estudio fueron las próximas: 

 

-La evaluación y el manejo de la disfunción eréctil tienen la posibilidad de contribuir a detectar y achicar el peligro de futuros acontecimientos cardiovasculares. 

 

-La evaluación inicial debe distinguir entre la disfunción eréctil vascular y la de otras etiologías. La disfunción eréctil vascular principal se identifica por un principio gradual y un debilitamiento incesante de la rigidez del pene y una duración mucho más corta de la erección. Estos cambios son evidentes en la mayor parte o en todas y cada una de las situaciones, introduciendo la erección matinal, la erección nocturna o la erección estimulada sexualmente.


-Para los hombres con disfunción eréctil principalmente vascular, se  sugiere que la estratificación inicial del peligro cardiovascular se base en el puntaje de peligro de patología cardiovascular aterosclerótica del American College of Cardiology/American Heart Association (2013). Estas guías de evaluación de peligro Antes de CristoAHA de 2013 son un punto de inicio conveniente para la estratificación del peligro de patología de la arteria coronaria en hombres mucho más jóvenes y de mediana edad, o en hombres diabéticos con disfunción eréctil. La calculadora de peligro Antes de CristoAHA tiene dentro la edad, el sexo, el colesterol total y de alta consistencia, el tabaquismo, la presión arterial sistólica, la utilización de fármacos antihipertensivos y el historial de diabetes. 

 

-La prueba apoya la utilización de marcadores de pronóstico, particularmente la puntuación de calcio coronario, para entender mejor el peligro cardiovascular en hombres con disfunción eréctil. La puntuación de calcio en la arteria coronaria fué apoyada por las guías de Antes de CristoAHA, y se demostró que es el más destacable predictor único de peligro cardiovascular. Nuevos análisis, si bien limitados, han examinado las puntuaciones de calcio en pacientes con disfunción eréctil y revelan que tienen puntuaciones mucho más altas en comparación con los sujetos sin disfunción eréctil. 

 

-Se aconseja la evaluación de la glucosa plasmática en ayunas, la creatinina sérica, la tasa de filtración glomerular, lípidos séricos y evaluación del síndrome cardiometabólico. Asimismo se ofrece la medición de los escenarios totales de testosterona, especialmente en pacientes que tuvieron pobres desenlaces usando los inhibidores de la fosfodierasa tipo 5.

 

-Una intervención precisa una vez que un tolerante haya sido diagnosticado con disfunción eréctil vascular es la modificación de su modo de vida incorporando hábitos saludables. 

 

-El manejo de los hombres con disfunción eréctil que tienen bajo peligro de patología cardiovascular debe centrarse en el control de los causantes de peligro.

 

-Los hombres de peligro intermedio tienen que someterse a una evaluación no invasiva para la aterosclerosis subclínica. 

 

-Los hombres en prominente peligro, incluidos esos con síntomas cardiovasculares, han de ser referidos a un cardiólogo. 


En forma de conclusión, la disfunción eréctil es un inconveniente común en hombres de edad avanzada y puede ser útil como un link clínico que los va a llevar a la solicitud con el médico. Por otra parte, los médicos deberían valorar la presencia o sepa de disfunción eréctil en todos y cada uno de los hombres mayores de 40 años, en especial en esos que son asintomáticos para de esta forma advertir signos y síntomas de patología arterial coronaria. Teniendo en cuenta la prueba de que la disfunción eréctil es un viable marcador de patología cardiovascular subclínica, los hombres que asisten a los consultorios médicos con esos síntomas sexuales brindan una ocasión para atenuar el peligro cardiovascular que, de otra manera, no sería reconocido. Además de esto, las tácticas que asisten en la evaluación y el régimen de la disfunción eréctil asimismo tienen la posibilidad de ser útiles para dirigir y prosperar la salud cardiovascular. 

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Sicólogo. Máster de Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Si tienes inquietudes sobre la disfunción eréctil y te sientes reconocido con esta nosología, revela si es tu caso haciendo el próximo test en línea gratis. Te dejará informarte y, al lado de nuestro equipo médico experto en el tema, aproximarte a un régimen conveniente si es requisito.

Deja una respuesta

*

You cannot copy content of this page