Salud Sexual Masculina

Más allá de que la sexualidad puede ser disfrutada de forma individual, generalmente consideramos que el primordial campo de expresión del erotismo es la relación de pareja. En productos precedentes abordamos el tema relacionando la satisfacción sexual con la calidad de vida, introduciendo la pareja, y asimismo el encontronazo negativo de las distintas disfunciones sexuales masculinas en el vínculo, provocando angustia, malestar y en ocasiones exactamente el mismo divorcio. 

 

Por esa razón en esta sección de cuestiones y respuestas decidimos integrar las inquietudes más habituales, manifestadas por nuestros pacientes en la clínica, con relación a su pareja y el régimen sexológico.

 

¿Posiblemente mi pareja afecte en mi inconveniente? ¿O hablamos de algo de forma exclusiva mío?

 

La sexualidad es un fenómeno complejo, y asimismo lo son sus modificaciones. Por esa razón es imposible achicar una disfunción sexual a solo una causa, sino por contra son múltiples los componentes comprometidos: sicológicos, biológicos, de pareja, sexológicos y sociales. Por consiguiente, alén de que en ocasiones el inconveniente sexual es preexistente a la relación de pareja de hoy, siempre y en todo momento existe algún género de interacción. Pongamos la situacion de una eyaculación precoz principal, o sea de siempre, donde suponemos que la pareja no tiene relación. No obstante es posible que la otra persona interprete de forma negativa lo sucedido, por servirnos de un ejemplo con pensamientos así como «a ti no te importa mi exitación», nutriendo la ansiedad del hombre y entonces ayudando a que el inconveniente se perpetúe o agrave. En otras ocasiones el papel de la pareja es considerablemente más claro. Por poner otro ejemplo, el hombre que no tuvo hasta el día de hoy mayores inconvenientes con sus erecciones, pero que no obstante en la primera oportunidad con su pareja experimentó adversidades -en ocasiones por exactamente la misma presión inicial- y no tuvo la contestación aguardada. Quizás la pareja no tuvo la mejor reacción, respondiendo con enojo, críticas negativas y el chequeo de sus erecciones, ocasionando en el hombre un estado de ansiedad por el desempeño y papel de espectador. 

 

Al fin y al cabo, alén de los antecedentes de cada disfunción sexual, la pareja tiene una predominación que en ocasiones es negativa y en otras ocasiones conveniente. 

 

¿Debo mencionarle a mi pareja que estoy en régimen por mi disfunción sexual?

 

Consideramos que es justo que la pareja esté enterada de la solicitud y el régimen por la disfunción sexual, salvo que por cierto motivo particularmente el tolerante considere que no es recomendable participarle la resolución. 

 

Por norma general observamos que la pareja interpreta la resolución de efectuar un régimen como algo positivo, un ademán de interés y precaución por la relación, y asimismo como  -sin exagerar- un acto de valentía, en tanto que hablamos de un paso bien difícil de ofrecer para la mayor parte de los hombres. 

 

En Boston Medical Group disponemos la experiencia de pacientes sin pareja permanente, con pareja permanente cooperadora, con pareja permanente saboteadora, o con pareja permanente no enterada del régimen. Y los más destacados desenlaces los poseemos con una pareja permanente que participa activamente del desarrollo, tal y como si se tratase de un equipo en el que cada uno de ellos tiene una función diferente, pero siempre y en todo momento con exactamente el mismo propósito en la cabeza.

 

¿De qué manera participaría mi pareja en el régimen?

 

La participación de la pareja puede ser de muchas formas. Acompañando al tolerante a las citas médicas o de terapia psicosexual, para de este modo entender intensamente los distintos métodos y también intervenciones que forman una parte del desarrollo. Es esencial para los expertos comprender el criterio de la pareja, para llenar la información brindada por el tolerante. 

 

La pareja asimismo puede ayudar recordándole al tolerante que debe tomar sus fármacos, efectuar los métodos o las tareas de terapia psicosexual. Y en ciertos casos se le pide que forme una parte de ciertos ejercicios por servirnos de un ejemplo de relajación, estimulación sexual o cambio de hábitos disfuncionales.

 

¿Qué hago si mi pareja no desea ser una parte del desarrollo?

 

Absolutamente nadie puede obligar o apretar a la pareja a ser parte del régimen, solo se la puede invitar y después respetar su resolución, bajo la consigna de que queda el lugar al aire libre por si acaso cambia de opinión. De todas y cada una formas es recurrente que en el momento en que la pareja mira la evolución que va ensayando el tolerante con su régimen, revise su criterio y entonces participe de una forma mucho más activa. 

 

Si no tengo pareja, ¿puedo realizar un régimen sexológico?

 

Alén de que no es la situación ideal, consideramos que desde lo individual se puede conseguir un avance atrayente. Por una parte efectuar el régimen médico pertinente empezando el desarrollo de rehabilitación, y asimismo la terapia psicosexual que deja cambiar opiniones erradas, acrecentar la seguridad y autovaloración y seguir en la modificación de ciertos hábitos sexuales y eróticos que dieron desenlaces negativos. Se puede destacar además de esto que tenemos elementos o ayudas sexuales, como los masturbadores masculinos, que al aceptar una estimulación sexual de un mayor nivel de intensidad asisten al tolerante a seguir unos peldaños mucho más en el sendero hacia la meta final.

 

Al final, es atrayente destacar que contamos varios casos de pacientes que comenzaron régimen sin una pareja permanente, pero al ganar seguridad y autoconfianza con las distintas intervenciones médicas y psicosexuales abandonaron su contestación evitativa y se animaron a entablar relaciones en el sentido afectivo y sexual, algo que quizás no hubiesen hecho si no recibían asistencia enfocada.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Sicólogo. Máster de Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Si tienes inquietudes sobre la disfunción eréctil y te sientes reconocido con esta nosología, revela si es tu caso haciendo el próximo test en línea gratis. Te dejará informarte y, al lado de nuestro equipo médico experto en el tema, aproximarte a un régimen conveniente si es requisito.

Deja una respuesta

*

You cannot copy content of this page