Salud Sexual Masculina

Múltiples componentes de peligro socios con la disfunción eréctil están poderosamente relacionados con ciertos hábitos de vida y, por ende, son probablemente susceptibles de ser editados. Los mucho más populares tienen dentro el modo de vida sedentario, la obesidad, el consumo de tabaco, el consumo elevado de alcohol y de drogas recreativas y la dieta occidental. 

 

Con relación a la dieta, a pesar de que los estudios epidemiológicos han documentado que una dieta baja en grasas y en calorías tiene la posibilidad de tener efectos positivos en la función eréctil y la salud por norma general, los mecanismos fisiológicos causantes de estos cambios prosiguen siendo poco populares. 

 

En ese sentido podemos encontrar atrayente prueba en un producto anunciado en el Journal of Sexual Medicine del año 2019 que se titula La modificación dietética se asocia con la normalización de la hemodinámica del pene en ratas alimentadas con una dieta alta en grasas

 

Hablamos de una investigación en el que se estudió -en un mismo modelo de rata- el encontronazo de revertir la dieta alta en grasas, por una parte en la hemodinámica del pene y por el otro en los cambios histológicos. 

 

La metodología consistió en cotejar los desenlaces funcionales y también histológicos entre ratas alimentadas con una dieta alta en grasas y aquellas alimentadas con una dieta alta en grasas seguida de una dieta baja en grasas en el transcurso de un mes o tres meses. La hipótesis de base era que la reversión de la dieta alta en grasas estaría relacionada con la normalización de la hemodinámica del pene y los factores histológicos.

 

El estudio se efectuó con 40 ratas Sprague Dawley macho de un par de meses de edad que se dividieron a la suerte en 4 conjuntos. Diez ratas fueron alimentadas con una dieta de comida estándar que consistía en un 13% de grasa, y sirvieron como controles negativos. Las treinta ratas sobrantes se nutrieron con una dieta alta en grasas que consistía en un 48% de grasa. Las treinta ratas hiperlipidémicas se subdividieron a la suerte en tres conjuntos: las alimentadas con una dieta habitual hasta los cinco meses y después alimentadas con la dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses (conjunto H); las alimentadas con una dieta habitual hasta la edad de 4 meses y después con dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses, seguida de una dieta habitual en el transcurso de un mes (conjunto H+N1M); y aquellas alimentadas con la dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses seguidos de una dieta habitual a lo largo de tres meses (conjunto H+N3M). Todas y cada una de las ratas se sometieron a pruebas de función eréctil a la edad de diez meses. Tras la evaluación de la función eréctil, se consiguieron muestras de suero a través de punción aórtica para el análisis bioquímico. Concomitantemente, se recolectaron muestras de tejido del pene para estudios histológicos. 

 

Estos son los primordiales desenlaces del estudio:

 

Peso del cuerpo y bioquímica sérica

 

El peso del cuerpo total fue relevantemente mayor en el conjunto H en comparación con los conjuntos N y H+N3M. El conjunto H+N1M asimismo tenía un peso del cuerpo total mucho más bajo que el conjunto H. La lipoproteína de baja consistencia (LDL) en suero y los escenarios de glucosa fueron de manera significativa mucho más altos en el conjunto H en comparación con los conjuntos N y H+N3M. La lipoproteína de alta consistencia (HDL) en suero fue relevantemente menor en el conjunto H en comparación con los conjuntos N y H+N3M. No hubo diferencias importantes en los escenarios de testosterona, colesterol total o triglicéridos entre los 4 conjuntos.

 

Estudio de la función eréctil

 

La proporción media de presión intracavernosa y presión arterial media fue relevantemente menor en el conjunto H en comparación con los conjuntos N y H+N3M. 

 

Contenido de músculo liso

 

Si bien no hubo una diferencia estadísticamente importante en el contenido de músculo liso entre los 4 conjuntos, hubo una inclinación hacia el incremento del mismo en las ratas alimentadas con una dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses y una disminución del contenido de músculo liso en las ratas alimentadas con una dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses seguida de una dieta estándar. 

 

Resumiendo, las ratas alimentadas con una dieta alta en grasas a lo largo de cinco meses desarrollaron un fenotipo coincidente con la disfunción eréctil en humanos. Se observaron múltiples modificaciones fisiológicas en estas ratas que incluían escenarios superiores de glucosa en suero, concretes lipídicos empeorados, agobio oxidativo, incremento de la apoptosis del pene, tal como cambios en los nervios anatómicos y en el endotelio. Por otra parte, la reversión de la dieta alta en grasas a lo largo de tres meses condujo a una hemodinámica del pene substancialmente avanzada. Estos datos son firmes con los datos en humanos que proponen que la modificación de la dieta puede progresar la disfunción eréctil relacionada con la hiperlipidemia.

 

Entendemos de la relevancia de estos desenlaces estimando que en el mundo entero mucho más de una tercer parte de los hombres son obesos. En una investigación aleatorizado, Habitan y ayudantes detallaron que se observaron novedades en las puntuaciones del Índice En todo el mundo de la Función Eréctil entre los pacientes que perdieron peso tras cambiar su dieta hacia una mucho más saludable.

 

Teniendo en cuenta la relevancia que le da el hombre promedio a su contestación sexual, estos desenlaces tienen la posibilidad de ser útil para hacer una motivación mucho más fuerte en nuestros pacientes con relación a la optimización de la composición de su dieta reduciendo las grasas y las calorías. 

 

Al final, pensamos que son precisos estudios auxiliares sobre los mecanismos moleculares que subyacen a la relación entre una dieta baja en grasas y calorías y la disfunción eréctil.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Sicólogo. Máster de Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

¿Sabías que en promedio, 1 de cada 5 hombres en todo el mundo, muestra una disfunción íntima?

Si te sientes reconocido con ciertas nosologías masculinas más frecuentes o has sentido cambios en tus relaciones íntimas revela si precisas atención médica haciendo el próximo test en línea gratis. Te dejará informarte al lado de nuestro equipo de expertos experto en el tema y acercate a un diagnóstico conveniente.

Deja una respuesta

*

You cannot copy content of this page