Salud Sexual Masculina

Ah, eso estuvo increíble, ¿verdad, mi amor?…amor…gordo…¡lo perdimos, doctor! Se quedó dormido…otra vez. ¿Por qué razón los hombres se duermen tras el sexo? No es falta de cariño. Hay una razón para eso y no posee nada qué ver con insensibilidad o desinterés por la pareja. Es biológico. Ocho de cada diez hombres se duermen tras el sexo, según estudios. No hay por qué razón sentirse mal, aquí te afirmaremos por qué razón los hombres se duermen tras tener relaciones íntimas.

 

Esta es la eterna protesta de las mujeres. seguramente tu pareja ahora te dijo algo sobre esto. Por qué razón en vez de abrazarla, seguir con los arrumacos o comenzar una exquisita plática tras tener sexo, te entregas a los brazos de Morfeo.

 

Sobra decir que para ellas, esta es una actitud completamente descortés, poco romántica; pero los hombres, las mucho más de las ocasiones, no tenemos la posibilidad de evitarlo. Tras llevar a cabo el cariño, las mujeres recargan pilas -asimismo te vamos a explicar por qué razón-, al paso que los hombres caen noqueados y encima, ¡hasta roncan!

 

La contestación a por qué razón los hombre se duermen tras el sexo está en las hormonas y la química cerebral. Tras presenciar un orgasmo, el hombre entra en un “intérvalo de tiempo de restauración”, intérvalo de tiempo refractario le llaman los científicos.  Su corazón ha latido mucho más veloz, la sangre ha paseo su cuerpo para llegar fuertemente al pene, los músculos se han contraído y relajado constantemente, intentando de contener la eyaculación hasta el momento en que la mujer llegue al clímax. ¡Eso es bastante esfuerzo también Superman! Esto sin tener que las parejas acostumbran a tener mayor actividad sexual por las noches, tras un largo día de trabajo, agobio, tráfico y desgaste físico. Es la hora en que el cuerpo solicita ¡dormiiir! 

 

¿Y que afirma la ciencia a favor de los caballeros? El website científico Live Science, ha anunciado que a lo largo del comportamiento sexual, el cerebro segrega hormonas que inducen el sueño y hacen que el cuerpo se sienta relajado: serotonina, oxitocina, norepinefrina, vasopresina y óxido nítrico; además de esto, tras un orgasmo, el cuerpo masculino segrega prolactina, esta es la primordial culpable de estos “desaires”, señoritas, en tanto que genera la sensación de saciedad, de ahí que el deseo desaparece en el transcurso de un rato. El cuerpo es sabio, resulta que los escenarios de prolactina incrementan a lo largo del sueño para aceptar a los hombres, alistarse para el próximo round. 

 

Otra razón por la que los hombres se duermen tras llevar a cabo el cariño es por el hecho de que la oxitocina y la vasopresina dismuyen el agobio, y aquí un apunte muy divertido: estos químicos favorecen sentimientos de apego, seguridad y amor (de ahí que las mamás y los hijos las segregan en el momento en que están juntos); de ahí la sensación de estar mucho más unido a la otra persona tras tener relaciones íntimas. 

 

Entonces actualmente erótico, asimismo se hace presente la melatonina, hormona cuya primordial función es la de regular nuestro reloj biológico para el sueño. ¿Has oído charlar del período circadiano? Los ciclos o ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que prosiguen un patrón períodico, repetitivo, y están relacionados con la luz. Reposar a la noche y estar lúcidos a lo largo del día, es un caso de muestra de esto. Los patrones de sueño están ciertos por los ritmos circadianos. Nuestro cuerpo genera melatonina a lo largo de la noche. Si a esto sumamos el total relax en el que entra el cuerpo, bueno, ya que ahora tienden a ser algo mucho más comprensivas con sus hermosos yacentes.

 

Que los hombres se duerman tras el comportamiento sexual es tan común, que aun hay libros sobre esto. Uno es Why do men fall asleep after sex? (¿Por qué razón los hombres se quedan dormidos tras el sexo?), donde los autores Mark Leyner y Billy Goldberg afirman que “el ahínco físico a lo largo del sexo y tras el clímax, agota los músculos del glucógeno productor de energía. Esto deja a los hombres con sueño. Como tienen mucho más masa muscular que las mujeres, se acostumbran a fatigar mucho más tras llevarlo a cabo que ellas».

 

Tal aseveración no se pudo revisar a nivel científico. No obstante, sí es posible que permanezca una enorme pérdida de energía mediante la eyaculación, puesto que esta es verdaderamente una explosión de experiencias agotadoras. La gaceta Neuroscience & Behavioral Reviews publicó los desenlaces de una investigación donde se asegura que, tras el sexo, el cerebro padece un cambio en su actividad neuronal. La corteza prefrontal, zona cerebral donde se crea el estado de conciencia (no en sentido filosófico, por supuesto, sino más bien fisiológico), se desactiva tras el orgasmo, por esa razón los hombres -y según esta explicación científica, asimismo las mujeres- quedan “desconectados” de todo el mundo tras un acercamiento amoroso sexual.

 

Aquí nos aparece una pregunta muy elemental. Si el sexo da sueño, ¿por qué razón los hombres no se duermen tras masturbarse? Se nos sucede que la autoestimulación puede suceder con mucho más continuidad a lo largo del día, en ese rato en solitario con uno mismo. No entendemos si de todos modos es de esta manera, lo que sí se conoce es que el cerebro segrega hasta 4 ocasiones mucho más hormonas -especialmente, prolactina- en el transcurso de un comportamiento sexual con otra persona. He ahí la diferencia.

 

¿Las mujeres asimismo se duermen tras el sexo?

 

¿Qué ocurre con ellas?, ¿no les da sueño?, si su química cerebral es exactamente la misma que la de los hombres, ¿por qué razón ellas no sienten ese deseo incontrolable de cerrar los ojos y abandonarse hasta el día después?

 

Evidentemente que se relajan y asimismo les da sueño…si llegaron al orgasmo. Para absolutamente nadie es un misterio que los hombres son mucho más propensos a lograr el clímax que sus compañeras, quienes frecuentemente no llegan, andan bajas de deseo o peor aún, fingen.

 

Para comprender lo que les pasa a las mujeres los minutos siguientes a tener relaciones íntimas, debemos comprender para ellas, el sexo es una cuestión mucho más sensible, una distribución, el instante en que se sienten mucho más unidas a su pareja; en contraste a los hombres que, si bien asimismo experimentan sentimientos profundos, es una cuestión mucho más física, una necesidad básica como comer o respirar, cuando menos de este modo lo han manifestado millones de entrevistados en todas y cada una de las investigaciones que se efectúan todo el tiempo sobre lo que los hombres opínan del sexo.

 

A menos de que estén formidablemente cansadas tras un largo día de pelear con pequeños, trabajo, tareas familiares y otros inconvenientes, las mujeres acostumbran a querer que el instante de privacidad y comunión entre los dos, se extienda. Es la situación perfecto para hablar abiertamente de temas distintas a los rutinarios, la ocasión para el apapacho, para percibir expresiones dulces o hasta fumarse un cigarro, como en las películas francesas. Para ellas, el “after party” es tan esencial como los juegos anteriores. Aún tienen la adrenalina al máximo, de ahí que es en el momento en que mucho más sensuales y seguras de sí mismas se sienten. Sobre esta base, es viable comprender su molestia en el momento en que el caballero de al costado, elige reposar. ¿No tienes nada qué decir?, ¿te aburriste?, ¿solo deseabas eso y ahora?, ¿dónde queda el cariño?

 

Según con el Directivo de la Capacitad de Psicología en la Facultad de Granada, solo 45% de las mujeres se duermen tras tener sexo (contra 80% de los hombres), el resto (55%) recargan baterías, se sienten repletas de energía. Esto podría deberse a la aptitud multiorgásmica de las mujeres, ellas no precisan de un periodo de tiempo refractario, tienen la posibilidad de proseguir pidiendo mucho más si bien el hombre esté completamente fatigado.

 

Asimismo existen estudios (Facultad de Michigan) que señalan a que la naturaleza femenina es diferente a la de los hombres. Si una mujer ha descansado correctamente, quizás dormido un tanto mucho más de lo común, va a estar mucho más receptiva a los estímulos sexuales y tiene la posibilidad de tener la libido hasta 14% mucho más alta. 

 

Sabiendo esto, merece la pena que hagamos un esfuercito plus para sostenernos lúcidos, ¿niegan?

 

En este momento, no todo tiene por qué razón ser conflicto y molestia si los hombres se duermen tras el sexo. De entrada, contra la naturaleza humana no hay otra cosa qué llevar a cabo mucho más que admitirla. 

 

Por otra parte, la Facultad de Aldright (Pensilvania) realizó un ensayo cuyos desenlaces son espectaculares: quedarse dormidos tras un acercamiento sexual, es señal de que el cariño es profundo.

 

Afirmamos que los desenlaces eran “espectaculares”… Si andas frunciendo el entrecejo, debemos argumentar mucho más extensamente.

 

Hombres y mujeres sentimos esencialmente lo mismo tras llevar a cabo el cariño. Estamos contentos, relajados, amados. Es una sensación similar a la de un niño en el momento en que está en brazos de la madre; se siente seguro y relajado. 

 

Comunicar la cama semeja ser la mayor exhibe de seguridad que hay en una pareja. Es el sitio donde somos mucho más atacables. Si viviésemos en la selva, rodeados de predadores, reposar nos dejaría en una situación de riesgo, ¿cierto?

 

“Comunicar el sueño” tiene la posibilidad de tener un doble concepto muy precioso. Tras todo, la cama es el sitio donde llegamos al planeta, el sitio donde se crea una exclusiva vida, donde soñamos y nos despedimos de nuestros seres amados. No es extraño que el mayor vínculo entre una pareja, las muestras mucho más profundas de aprecio y las considerables pláticas, ocurran exactamente ahí.

 

Si está bien o mal que los hombres se duerman tras el sexo, proseguirá siendo una discusión donde quizás, los hombres y las mujeres jamás nos pongamos en concordancia. Lo que sí tenemos la posibilidad de realizar es ver lo esencial que es el sexo para una vida completa y feliz.

 

Para lograr gozar de un profundo acercamiento sexual, debemos desprendernos de temores, intranquilidades, rencores y prejuicios. Véanlo de esta manera, señoras y señoritas: si su hombre se queda dormido tras el sexo, es una cuestión de química cerebral, por el ahínco de satisfacerlas pero más que nada, por el hecho de que sabe que está en el más destacable rincón de todo el mundo.

 

Si tienes inquietudes sobre la disfunción eréctil y te sientes reconocido con esta nosología, revela si es tu caso haciendo el próximo test en línea gratis. Te dejará informarte y, al lado de nuestro equipo médico experto en el tema, aproximarte a un régimen conveniente si es requisito.

Deja una respuesta

*

You cannot copy content of this page